miércoles, 2 de junio de 2010

Polop, Valle de Callosa y...

Nuestra siguiente excursión nos llevo de nuevo hacia el sur. En efecto, íbamos a visitar la comarca alicantina de La Marina.

El camino no fue tan largo como hasta Elche, son bastantes menos km.

La carretera discurre en algunos tramos cerca del mar, y como todo en esta región es de muy bonito paisaje.

La comarca que íbamos a visitar esta muy cerca de Benidorm, la conocida meta turística de muchos españoles y aun mas extranjeros.

Pudimos ver los enormes rascacielos de los edificios de Benidorm a lo lejos, pionera que fue de este tipo (aberrante) de construcción desde los años 60 del siglo pasado, tan seguido, mas tarde, por toda la costa.

También nos señalaron la vivienda característica de la zona, que se llama "riurau", orientada al secado y protección de la lluvia de la pasa moscatel, gran producción de esta zona; vista desde lejos, ofrece un aspecto moderno, ya que tiene un porche sobre pilares de mampostería, donde se colocaban las uvas para el secado, en unos bastidores de cañizo. Este porche está siempre adosado a un muro de la vivienda.

Además de esta función agrícola, el riurau era donde se hacia la vida en verano, teniendo un fogón donde se preparaban las comidas y una cisterna para recoger el agua de lluvia.

Actualmente el modelo riurau ha sido copiado, en bastantes chalets modernos.

Nos desviamos de la costa para llegar hasta Polop de la Marina, pueblo que era nuestra primera parada.

A pesar de estar a solo 12,5 km de Benidorm, el paisaje cambia completamente. Es muy escarpado, con empinadísimas pendientes, grandes peñascos y paredes verticales.

Es un impresionante espectáculo de la naturaleza.

Polop ocupa el centro de la comarca de La Marina Baja.

Tiene algo mas de 4.000 habitantes.

Sus orígenes se remontan a los íberos, como atestiguan los restos arqueológicos hallados en su territorio.

Sobre el origen de su nombre hay varias teorías; la que prefiero, sin mas fundamento que mi gusto, es la del origen griego; su nombre procedería de Apolopolis, ciudad de Apolo, el dios de la belleza, y de aquí, perdiendo con los siglos la primera a y el final olis, nos queda Polop.

A lo largo de su historia Polop ha destacado por su valor estratégico como enclave militar, gracias al castillo, de origen árabe, que corona un cerro.

Recientemente ha estado en la crónica de sucesos por el tremendo asesinato de su alcalde, Alejandro Ponsona.

El edil del Partido Popular, que repetía mandato por tercera vez, fue asesinado cinco meses después de las últimas elecciones, en octubre de 2.007, de tres tiros, a la puerta de su casa.

Después de ocho días, falleció de las lesiones causadas por los disparos.

Para sorpresa del público no conocedor de lo que pasaba en ese municipio, dos años después fue detenido e imputado su sucesor en la alcaldía, Juan Cano, como instigador del crimen.

Al parecer el motivo se debe a cuestiones urbanísticas, que se han conocido tras el levantamiento del secreto del sumario.

Bien, pues esta es la mancha roja que hay sobre Polop, aunque para el bien de sus habitantes el crimen se ha esclarecido y sus autores están en la cárcel, a la espera del juicio.

Volvamos a nuestra pacifica excursión.

En primer lugar fuimos a conocer la Fuente de los Chorros, situada en una bonita plaza semicircular; la fuente tiene 221 chorros, uno por cada pueblo de la provincia de Alicante, con nombre de algunos y escudo en azulejos.

También hay, en cerámica, unas frases de la obra Años y Leguas (1.928), del escritor Gabriel Miró, que se desarrolla en la comarca de La Marina.

La otra visita que hicimos en Polop fue al Pequeño Museo Costa Mágica.

En los 700 m2 de la exposición, se reproducen en pequeñas maquetas, muy fieles, los principales monumentos de esta región, como se puede ver en esta pequeña muestra de algunos de ellos.


  • Catedral de Valencia
  • Torres de Serranos, Valencia
  • Basílica Menor de Santa María, Elche
  • Ayuntamiento de Alicante
Hay también muchas otras reproducciones en miniatura, como los pasajes bíblicos del Nacimiento de Jesús y otros acontecimientos de su vida.


  • Visita de María a su prima Isabel, después de la Anunciación
  • Llegada de María, encinta, y José, a Belén, para el censo de Augusto
  • Anuncio, por el Ángel, del Nacimiento de Jesús , a los pastores
  • Nacimiento de Jesús
Además se pueden contemplar coches de época, pequeñas pinturas, carros, trenes, juguetes, encantadoras casitas de muñecas con todos los detalles que uno pueda imaginar...

Todo ello debido al artista local don Antonio Marco, que ha ido haciéndolas a lo largo de su vida, con gran dedicación y buen gusto.

En el Museo estuvimos un buen rato, pues es muy entretenido de ver.

Después, era media mañana, continuamos a nuestro siguiente destino, Guadalest, a unos 12 km de Polop, hacia el interior.

Íbamos atravesando un panorama muy escarpado, la preciosa comarca del Valle de Callosa.

El Valle está dedicado al cultivo de nísperos, que produce la mitad de la producción total de España, de este sabroso fruto.

Están dedicadas al cultivo del níspero unas 4.000 hectáreas

El níspero es de origen chino, pero lleva siglos aclimatado en Europa.

Fueron los jesuitas los primeros que lo llevaron, desde Japón, a Isla Mauricio, y de allí a Francia en el s. XVIII y a Italia en el XIX.

En España lo introdujo el capitán Roig, un marino mercante que lo trajo a Levante en 1.821, donde se aclimato perfectamente, dada la bonanza del clima.

Supongo que habrá recetas variadas donde se use el níspero. No conozco ninguna. Me voy a informar y prometo hacer alguna.

Discurriendo por la carretera llegamos a Guadalest, un pueblo precioso, con mucho que conocer, que merece otro reportaje.

Hasta entonces, que lo paséis bien.

3 comentarios:

  1. Me encanta el nombre de este pueblo, Polop, Polop, Polop. Es juguetón e infantil.

    ¡Qué bonitos paisajes! Me ha encantado.

    Me parece que nunca he probado los nísperos. Me parecen tan sospechosos! Ya sabes que soy muy repugnante para esto. Pero si me los pones en forma de rica tarta...

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Estoy en lo de los nísperos. Ayer compre un k en el mercado, esplendidos grandes y con colorido; como ya los tengo comprados. voy a hacer algo. Ya tengo una idea.

    Los pueblos que recorrimos ese día son espectaculares, tanto el paisaje, como el clima y la situacion geografica, e incluso como tu dices, la sonoridad de los toponimios. Vale la pena el viaje.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Vaya fotos!!!. La primera es para pintar, espectacular los contrastes. Impasse no te canses de contar tus viajes, aunque tarde en dejar comentarios te leo siempre, ya te lo dije más veces, que bueno ver como paras los momentos y cuentas sus matices.

    ResponderEliminar