domingo, 26 de diciembre de 2010

Tronco de Navidad de chocolate y marron glacé

Tenemos en España unos dulces de navidad tradicionales y exquisitos, los turrones, mazapanes, polvorones, etc.

En otros países también tiene sus especialidades para estas fiestas, y hoy os presento una de ellas: el Tronco de Navidad (Buche de Noël), que hacen en Francia.

Es una variedad, sofisticada, de nuestro brazo de gitano. El relleno puede cambiar, y también los ingredientes del bizcocho, pero siempre va cubierto de chocolate.

Es un postre muy bonito, y muy rico.

Vayamos pues con la receta.

Ingredientes

Para el bizcocho


  • 6 huevos
  • 50 g de azúcar
  • 100 g de azúcar glas
  • 50 g de harina
  • 50 g de avellana tostada
  • 50 g de mantequilla
  • 100 ml de jarabe de azúcar
  • 2 cucharadas soperas de ron oscuro

Para el mousse.

  • 200 g de chocolate negro
  • 100 g de marron glacé
  • 50 g de azúcar glas
  • 20 g de azúcar
Para la cobertura

  • 100 g de chocolate negro
  • 100 ml de nata

Para decorar

  • 3 marron glacé
  • azúcar glas
  • hojas de chocolate


Elaboración

El bizcocho:

Separar las yemas y las claras
Batir las yemas con el azúcar glas hasta que la mezcla blanquee.
Moler las avellanas.
Añadirlas a las yemas batidas
Batir las claras a punto de nieve
Incorporarlas delicadamente a la mezcla de avellanas y yemas.
Añadir la harina tamizada
Añadir la mantequilla fundida y enfriada.

Cubrir la bandeja del horno con papel sulfurizado.
Barnizarlo con mantequilla
Extender la preparación
Meter en el horno, precalentado, a 200ºC durante 10 minutos.
Colocar, a la salida del horno, el bizcocho sobre un trapo húmedo.
Enrollarlo sobre si mismo.
Dejar enfriar

Para el mousse

Mientras tanto, cortar el chocolate en trozos
Fundirlo al baño maría o en microondas a baja potencia
Añadir la mantequilla en trozos, las yemas y el marron glacé cortado en trocitos.

Batir las claras a punto de nieve firme.
Añadirles el azúcar.
Incorporarlas a la mezcla anterior.
Reservar en lugar fresco.

Desenrollar con cuidado el bizcocho.
Separlo del papel.
Barnizar con un pincel el bizcocho, por un lado, con el jarabe al ron.
Extender regularmente el mousse de chocolate sobre el bizcocho.
Enrollarlo de nuevo.

Poner en la nevera, al menos 4 horas.

Una hora antes de servir preparar el glaseado

Partir el chocolate en trozos
Fundir al baño maría o en microondas a baja potencia
Añadir la nata.
Añadir la mantequilla, fuera del fuego

Acabado del pastel

Poner el tronco sobre una rejilla
Echar el chocolate, preparado anteriormente, por encima
Pasar un tenedor, a lo largo.
Ponerlo en una bandeja alargada


Decorarlo con marron glacé y con las hojas de chocolate(*), que se habrán espolvoreado de azúcar glas, según el gusto.

Reservar al fresco o en nevera

Y aquí lo tenemos, ya sobre el plato, preparado para el postre.

La receta es larga, pero no es nada difícil de hacer, solo hay que disponer de un ratito...

(*) Las hojas de chocolate se hace cogiendo unas hojas naturales del tamaño deseado, que se lavan, se secan bien y se barnizan, con una capa espesa de chocolate fundido. Se dejan enfriar bien y se desprende la hoja vegetal con cuidado. Como alguna puede estropearse en la última maniobra, conviene hacer algunas mas de las necesarias para la decoración




2 comentarios:

  1. Pero que virgueria! y esto se puede hacer con harina de arroz?

    besos

    ResponderEliminar
  2. Harina lleva poco, pero igual sirve la de arroz. El azúcar es mas dificil de sustituir... quizás se puede eliminar (?).
    En todo caso la vista alimenta ¿no es verdad?.
    Besos

    ResponderEliminar