jueves, 29 de enero de 2015

Mousse de yogurt y naranja

                                                                           

Deliciosa versión de la mousse de yogurt, con aroma a naranja

Ingredientes
                                                                     
3 huevos
1 naranja grande
100 ml de miel
25 g de gelatina
1 o 2 cucharadas de Cointreau
600 ml de yogurt

Elaboración

Poner los 100 ml de miel liquida en un cazo. Colocarlo en un baño maría
Añadir las 3 yemas y la ralladura de media naranja.
Remover hasta que la mezcla espese.
Exprimir la naranja.
Añadir la gelatina al zumo.
Poner al baño maría hasta que la gelatina este completamente disuelta.
Agregar esta preparación a la mezcla anterior.
                                                     

Dejar reposar hasta que este fría, pero sin cuajar todavía.
Batir las claras a punto de nieve,
Añadir el yogurt y el Cointreau a la mezcla de yemas y luego, con una cuchara de metal, cucharada a cucharada las claras a punto de nieve.
Poner todo en una fuente de 1 l. o en moldes individuales.
Dejar reposar, al menos 2 horas en la nevera hasta que cuaje.
Desmoldar para servir.
                                                                                             

jueves, 22 de enero de 2015

El Delta del Ebro

                                                                       
   
Una preciosa tarde de invierno acompaño nuestra excursión al Delta del Ebro.

Salimos pronto después de comer, ya que el día es corto en esta estación y hay que aprovechar la luz.

La primera parte de la excursión fue en el autobús, recogiendo pasajeros, también, de Vinaroz.

Llegamos al cabo de poco a la provincia de Tarragona, limítrofe con la de Castellón, donde se encuentra este extraordinario accidente geográfico, obra del gran río Ebro.

Fuimos atravesando, después de dejar atrás la última aglomeración urbana de importancia, San Carlos de la Rapita, por otros pueblos mas pequeños y por los campos, que mas adelante, en primavera seran fértiles arrozales. hasta llegar al embarcadero, donde nos subimos en un catamaran para dar un paseo de tres cuartos de hora, hasta la desembocadura.

Sepamos ahora algo de todo este gran entorno.

El Delta del  Ebro es el tercer gran humedal de Europa y el segundo de España, tras la Camarga en Francia y Doñana en España.

Su gran importancia ecológica contrasta fuertemente con la gran humanización de gran parte de su superficie, y con su intenso uso agrícola, circunstancias dificiles de armonizar en muchos casos. Para tratar de encontrar puntos de acuerdo,  se ha creado el Parque Natural del Delta del Ebro, a instancias de los habitantes de la zona, en 1.983, ampliado en 1.986, que comprende mas de 11.000 k2, entre los dos hemideltas.

El río Ebro, el mas caudaloso de la Península Ibérica, a la cual ha dado nombre, es el "creador" de este entorno, ya que aporta los materiales arrastrados desde su cabecera en el norte, hasta llegar al Mediterraneo. Los sedimentos que deposita en su desembocadura proceden de los Pirineos, el Sistema Central y Cantabria, donde nace.

Todo este material ha formado una superficie de mas de 320 km2, que comprende muy variados habitats. La actual forma del delta es una punta de flecha, que penetra cerca de 22 km en el mar, creando el tercer gran delta del Mediterraneo después del del Nilo y del del Ródano.
                                                                 

El paisaje del delta es muy caracteristico. Es una zona muy llana donde hay cultivo de frutales y de hortalizas, pero sobre todo extensos arrozales, de aspecto cambiante según las estaciones, terrosos en invierno, inundados por el agua en primavera y verdes en verano.

El cultivo del arroz, hoy día el mas importante del delta, fue introducido a mediados del s. XIX. lo cual produjo riqueza y un gran aumento demográfico, al mismo tiempo que cambiaba la zona. Las actividadades anteriores, la pesca y la salinas, que venian de la Edad Media van bajando, y ya quedan pocas; en cuanto a la pesca se mantiene algo, pero es minoritaria.

Hoy día viven en el delta mas de 50.000 personas. Esta intensa actividad humana tiene que convivir con el cuidado medioambiental, lo cual origina algunos problemas.

Otro problema no menor, son las grandes presas hidroeléctricas en el cauce del río, que han frenado el crecimiento del delta, lo han hecho retroceder varios metros por año, y hacen hundirse la zona mas próxima a la desembocadura, así como otros cuantos desastres mas.

En las orillas hay grandes lagunas rodeadas de cañizales y juncos, donde viven gran cantidad de aves, y en la periferia largas playas de arena blanca, y dunas coronadas de plantas adaptadas al medio halófilo. Todo ello de una gran belleza, como pudimos ver durante nuestro paseo en barco.
                                                                     
                                                     
Llegamos finalmente a Deltebre, última población, donde se coge el barco para un paseo fluvial de 45 minutos hasta la desembocadura del río.
                                                                                   

El paseo fluvial, por el centro del río, permite admirar la belleza de los contrastes del agua y ofrece una panorámica privilegiada del tramo final del río.



En una de sus orillas se encuentra el Mirador del Molino de los Mirones, que cuenta con una zona para hacer picnic.
                                                   

El Delta del Ebro es un entorno privilegiado respecto a la flora y la fauna, sobre todo de aves acuáticas.

 El humedal va cambiando de huespedes vegetales y animales, a lo largo del recorrido, sobre todo según la mayor o menor salinidad del agua. Lagunas, islas y playas van desfilando ante nuestros ojos.

Muchas mas cosas se podrían decir del delta, pero lo dejaremos en paseo maravilloso.

A la vuelta paramos para descansar un momento en San Carlos de Rápita, que no visitamos.

jueves, 15 de enero de 2015

Huevos a la reina

                                                               

Los huevos admiten muchas preparaciones; está que os presento puede servir de cena ligera y es completa, puesto que tiene pan, salsa bechamel, enriquecida con salsa de tomate y jamón.


Ingredientes
                                                                             

4 huevos
4 rebanadas de pan
 150 g de jamón serrano en taquitos
1 cebolla
1 cucharada de harina
1/4 de l de leche
1 cucharada de salsa de tomate
1 chorro de vino blanco
4 cucharadas de nata liquida
aceite de oliva
pimienta
nuez moscada
perejil
sal

Elaboración

Freír  en aceite bien caliente las rebanadas de pan en una sartén.
                                                         

Sacarlas a un plato cubierto con papel de cocina para que escurran.

Picar finamente la cebolla, dorarla en la sarten con un chorro de aceite.

Añadir el jamón  y rehogar.

Agregar la harina, dejando que se tueste ligeramente.

Incorporar el vino y el tomate concentrado,durante 2 minutos, e incorporar entonces la leche, la nata y una pizca de nuez moscada..
                                                               

 Mezclar bien, y cuando se haya espesado la mezcla, colocarla en una fuente para horno,
                                                                             

 cascar los huevos encima, salpimentar y hornear a 180ºC durante 4 o 5 minutos, hasta que cuajen
                                                             

Para servir poner el pan frito, encima la salsa y por último el huevo, espolvoreado de perejil picado al gusto

jueves, 8 de enero de 2015

Benicarló


Otro día dedicado a nuestros paseos, por los alrededores de Peñíscola. Hoy toco ir andando hasta la vecina localidad de Benicarlo, a la que no se tarda ni un hora desde nuestro hotel.

El paseo es agradable y llegamos a conocerlo bien.

Antes de entrar en Benicarlo vamos a saber un poco de ella.

Benicarló, situada a orillas del Mediterraneo, rodeada de fértiles campos, pertenece a la comarca del Bajo Maestrazgo, en el N de la provincia de Castellón.

Existen en las afueras de  Benicarlo restos de dos poblados íberos, que tuvieron su máximo desarrollo en los s.s. V y VI a.C, cuyos restos, de la muralla que levantaron, son todavía visibles, hoy

Sin embargo el origen de Benicarló, como de otros pueblos de la zona hay que buscarlo en una alquería de Peñiscola, durante la época de dominación musulmana, llamada Beni-Gazlum.

Tras la reconquista del territorio por el rey Jaime I, el Conquistador, recibió de este rey la Carta Puebla que la convertía en municipio en 1.236, aunque siguió dependiendo de Peñíscola hasta el s. XVII, cuando en 1.294 paso a pertenecer a la Orden del Temple, hasta la disolución de esta Orden, ordenada por el Papa Clemente V, en 1.312.

Fue entregada en 1.319 a la Orden de Montesa, iniciándose entonces un gran crecimiento económico y social.

Durante la Guerra de las Germanías Benicarló permanecio fiel a la Orden de Montesa y al rey Carlos I, lo que le valio el título de villa y diversos privilegios económicos, como una feria anual y el derecho a la importación de trigo.

Otros sucesos no tan buenos que sucedieron durante los s.s.XVI y XVII, fueron el acoso constante de los piratas turcos y berberiscos, que asolaban la costa levantina y la peste bubónica que afecto a varias poblaciones de Valencia, con gran mortalidad, y algo mas tarde la ruina total de las viñas, una de sus mayores fuentes ecónomicas, debido a la plaga de la filoxera.

Otras guerras que afectaran a la zona fueron la Guerra de Sucesión, a comienzos del s. XVIII, y un siglo mas tarde, la Guerra de la Independencia, con la invasión de toda España por los tropas de Napoleón Bonaparte. en la que Benicarló participo activamente en contra del invasor, con la formación de guerrillas.

Las guerras carlistas que sucedieron a continuación también tuvieron protagonismo y episodios bélicos, sobre todo en la Primera, como la toma del Maestrazgo por uno de los jefes carlistas, Cabrera, que se hizo con el norte de Valencia y el sur de Cataluña. A pesar de todo la villa de Benicarló se fue desarrollando y ensanchando con la construcción del muelle de embarque, que contribuyo a la consolidación del sector pesquero, que hoy día sigue teniendo gran importancia.

Llegado el s. XX, durante la Guerra Civil (1.936-1.939), Benicarló fue bombardeado.

Tras años de duro sacrificio, puesto que la agricultura había decaído grandemente con la desaparición de las viñas, a partir de los años 60 vuelve a activarse, con cultivos como la alcachofa, excelente producción que ha conseguido la Denominación de Origen Europea como alcachofa de Benicarló,
                                                                             

de la que se ven muchos campos de cultivo, y
                                                                                       
                                             
los cítricos, hortalizas y otros productos de la huerta.

Bien, pues caminando como he dicho desde nuestro hotel, en el limite entre Peñíscola y Benicarlo, por una calle de aceras anchas, llegamos hasta el centro histórico, pasando primeramente por delante del Parador de Turismo, construido con varios pabellones de no mas de dos pisos, en un gran terreno, acondicionado como jardín, y dando a la costa.
                                                                     

Esta costa del norte de Castellón es de arena gruesa o de cantos rodados, y todavía tienen mucho trabajo antes de convertirla en atractiva.

Para llegar al pequeño núcleo histórico tuvimos que atravesar la gran Plaza de la Constitución, en una de cuya esquinas está el Ayuntamiento de Benicarlo, y  donde ese día estaba instalado un mercadillo bastante grande.

Enseguida llegamos a la Plaza de San Bartolome, donde se encuentra la Iglesia Parroquial del mismo nombre y principal monumento de la ciudad.
                                                                 

El templo se construyo en el s. XVIII, entre 1.724 y 1.743,aprovechando los muros de una iglesia precedente.

Su monumental fachada barroca, realizada en piedra, tiene dos cuerpos, con portada enmarcada en columnas salomónicas; en la hornacina superior está instalado el santo patrón, San Bartolome que también lo es de la ciudad.
                                                                 

Tiene una alta torre, construida con grandes bloques de piedra labrada.
                                                                   

En esta iglesia como en otras poblaciones de la región, Culla, Cusí, Vinaroz y Benicarló, estaba instalada la exposición "Pulchra Magistri, el esplendor del Maestrazgo en Castellón" que se desarrollo de diciembre 2.013 a noviembre de 2.014.

Para poner en valor la muestra se han restaurado los principales edificios, de las cuatro sedes, con el objeto de difundir el patrimonio de esta emblemática zona.

Se exhiben mas de 300 obras, desde la Prehistoria hasta el s. XX, entre las que hay pinturas, escultura, tejido, orfebrería y documentos, correspondiendo a Benicarló, la exposición del Renacimiento y el Barroco.

Loable iniciativa de difusión de la cultura local, que sin duda dará algún fruto para los propios habitantes de esas poblaciones y como atractivo para el turismo.
                                                                                     

En el lado de la derecha, mirando la iglesia de frente se encuentra la Capilla de la Comunión
                                                                                     

añadida posteriormente y adosada a la iglesia.

Hay otros monumentos en Benicarló, pero teniamos que hacer algunas compras y regresar a Peñíscola, así que después de las compras volvimos por el mismo paseo por el que habíamos venido, contemplando a ratos la costa.
                                                                               

Por un lado Benicarló que se iba alejando y por otro la lejana silueta de Peñíscola que se acercaba.

jueves, 1 de enero de 2015

Año Nuevo



Empezamos hoy otro año, y yo continuo con mi blog, que es como mi memoria.

Agradezco a todos los internautas que se interesan por alguna de sus entradas su atención, y deseo a todos un buen año 2015, con la realización de algunas esperanzas, y la llegada de otras.