sábado, 29 de octubre de 2016

Último paseo por Zamora

                                                                               

El último paseo por Zamora también fue denso de visitas y aun así nos dejamos mucho que ver en el tintero, pero este día lo aprovechamos bien

Desde la ventana de la habitación se podía ver una preciosa y antigua iglesia, asi que empezamos por esta. Resulto ser la iglesia románica de San Cipriano, una de las mas antiguas de la ciudad.

Ubicada en la parte mas antigua del casco urbano su construcción es anterior a la de la catedral, de finales del s. XI. Formaba parte de las murallas y pertenece conjunto de templos mas antiguos que la catedral.

La iglesia ha sufrido numerosas transformaciones y reconstrucciones a lo largo de los siglos, perdiendo sus tres naves, de las cuales solo queda una, pero con tres ábsides, recuerdo de la construcción original, de manera que se puede considerar un edificio ecléctico dentro del románico, lo cual no resta a su encanto. Tiene algunos elementos decorativos procedentes de distintas partes de la antigua construcción, muy interesantes,
                                                                   


así como ventanas muy bellas.
                                                             

La majestuosa torre es un añadido posterior a su construcción, ya que muestra elementos góticos


Desde allí bajamos por una pequeña cuesta hasta el barrio medieval de Puerta del Valle, a la cercana plaza de Santa Lucía, donde se encuentran la antigua iglesia de Santa Lucía, que le da nombre a la plaza y el Palacio del Cordón.

Es una plaza de gran sabor castellano, hoy muy bien cuidada, y cuyo complejo de palacio e iglesia forman las dependencias del Museo de Zamora, el primero y el almacén del mismo, la segunda.
                                                                     

La iglesia, originalmente de estilo románico puro, ha sufrido numerosas reformas a lo largo del tiempo, la mas importante de las cuales se efectuó en el s. XVII, que cambio completamente su aspecto y su interior.
                                                                     

Haciendo ángulo recto se encuentra el Palacio del Cordón o de Puñonrostro, alzado por Juan Arias Dávila, nombrado conde de Puñonrostro por Carlos I en 1.523 como lo dicen sus armas situadas encima de la puerta y del cordón franciscano que decora la puerta, como homenaje a la gran devoción que el conde profesaba a San Francisco.
                                                                       
                                                               
El gran edificio de tendencia horizontal tiene influencias italianas y muestra una esplendida fachada.

En el Palacio está instalado el Museo de Zamora desde 1.998, después de una larga serie de distintas sedes. Tienes tres secciones diferentes; Arqueologia,
                                                                     
                                                                   
con piezas muy interesantes, como el ajuar campaniforme de Villanueva del Puente, los tesoros prerromanos de Arrabalde, pinturas y mosaicos romanos de la villa romana de Requejo, en Santa Cristina de la Polvorosa y el Tesorillo visigodo de Villafáfila, además de algunos objetos de la época musulmana.

Otra sección de Bellas Artes, con cuadros propios procedentes de la desamortización de 1.835 y algunos cedidos por el Museo del Prado de Madrid
                                                                           

Y una tercera sección sobre la historia de la ciudad, entre los que pudimos contemplar el original Peromato que corono la torre de la iglesia de San Juan de Puerta Nueve hasta 1.898,
                                                                   

 y La Gobierna que remataba la antigua torre que defendía la entrada sur al Puente de Piedra, desde 1,708 hasta que fue demolida en 1.905
                                                                   

El almacén visitable que ocupa la iglesia desacralizada y contigua de Santa Lucía alberga piezas grandes, como elementos arquitectónicos, estelas romanas y elementos arqueologicos o artísticos.

Nuestros paseos por Zamora, muy interesantes por su valor artístico y por su historia tocaban a su fin, al día siguiente pasamos el día en Salamanca, pero eso ya sera para otro capitulo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario