viernes, 21 de mayo de 2010

...y Alicante

Después de comer, como ya he contado, enfilamos hacia Alicante.

La capital de la provincia está a solo 23 Km de Elche.

Alicante se encuentra, geograficamente, en la costa mediterranea, en la comarca del Alicanti.

Hoy día se acerca a los 350.000 habitantes, aunque con los alrededores llega a 120.000 mas.
Es una ciudad eminentemente turística y de servicios, aunque eso no quiere decir que no sea tan antigua como casi todas los pueblos y ciudades españolas y que tenga monumentos y rincones dignos de ver.

Su ubicación y entorno la hacen sorprendente, con el monte Benacantil (169 m altura) presidiéndola, y la playa del Postiguet en el mismo centro de la ciudad, además de otras cuantas playas cercanas.

Esto, junto con su excelente clima, la convierten en meta y deseo de los turistas playeros que además gustan de tener una ciudad a su disposición, con todo lo que esta ofrece...

Digamos dos palabras sobre su historia.

Los primeros asentamientos en el entorno de Alicante fueron íberos


  • Cabeza de terracota, de tradición íbera
  • Vaso ibérico con decoración vegetal
  • Pebetero funerario contestano
  • Diosa de la fertilidad y de los muertos
También pasaron por allí fenicios y griegos, que ya valoraron las posibilidades militares que ofrecía el monte Benacantil, al que dieron el nombre de Akra Leuka (Pico Blanco), del que vemos puede derivar su actual nombre.

Pero fueron los cartagineses, con Amilcar Barca a la cabeza, los que establecieron un fuerte en ese monte, durante la Segunda Guerra Púnica.

Una vez en poder de los romanos (201 a.C.) su nombre de Leucante paso a Lucentum.

El yacimiento arqueológico de Lucentum está en el Tossal de Manises, hoy día barrio de la Albufereta, de Alicante. Se supone que en este lugar hubo primeramente un poblado íbero, que continuo siendo habitado en la época cartaginesa, y más tarde durante la dominación romana. Es el yacimiento mas importante de la provincia.

Los siguientes conquistadores, los árabes la denominaron Al-Laqant, nombre que se aproxima mucho al actual.

En el año 1.248, el infante don Alfonso, futuro rey Alfonso X el Sabio, la reconquisto para los cristianos, estando unida a la Corona de Castilla hasta comienzos del s. XIV, en que paso al Reino de Valencia, durante el reinado de Jaime II.

  • Alfonso X el Sabio, rey de Castilla
  • Jaime II el Justo, rey de Aragón, de Valencia, conde de Barcelona y rey de Sicilia
Después de haber sido un importante puerto comercial durante la Edad Media, sufrió mucho con los diferentes episodios bélicos, tanto en la invasión francesa de 1.692, Guerra de Sucesión (1.700-1.710), Guerra de la Independencia (1.808-1.814) que supuso la invasión napoleónica, como durante la Guerra Civil (1.936-39), en la que permaneció republicana, sufriendo bastantes bombardeos.

Hoy día es una preciosa ciudad, con muchos atractivos.

Al llegar nos llevaron, en primer lugar, al Castillo de Santa Bárbara en la cima del Benacantil.
Desde él se divisa toda la bahía de Alicante, y los alrededores, la Huerta de Alicante, con las montañas al fondo, en una panorámica espectacular.

La fortaleza debe su nombre a que el día de su festividad, 4 de diciembre de 1.248, el infante don Alfonso, futuro rey Alfonso X el Sabio, la tomo a los árabes.

Ha tenido a lo largo de la historia diversos ataques militares, hasta quedar abandonado y en una semi ruina casi un siglo, de 1.873, hasta que fue abierto al público en 1.963.

Los distintos recintos van desde los basamentos mas antiguos del s. XI, en la parte mas alta; el recinto intermedio del s. XVI y por ultimo el recinto inferior del s. XVIII.

Actualmente se encuentra muy restaurado, aunque las obras continúan.

Por todos estos niveles paseamos un buen rato, subiendo y bajando por las muchas escaleras que comporta el complejo, disfrutando de las vistas que, como ya he dicho, son espectaculares.

Seguidamente bajamos en el autobús al centro de la ciudad, quedandonos en la plaza de los Luceros, para que cada uno por su cuenta, visitara lo que mas le apeteciera.

Esta plaza es muy apreciada por los alicantinos por realizarse en ella la fiesta de las Hogueras y algún acto festivo más.

También la tienen "reservada" para cuando el equipo de fútbol local, el Hércules, les da alguna alegría digna de celebrarse por todo lo alto.

Es una bonita plaza que data de 1.930. El Ayuntamiento, convoco un concurso para realizar en una rotonda creada unos años atrás, una fuente.

El certamen fue ganado por Daniel Bañuls, que diseño y realizo el monumento.

Fuimos andando hasta llegar a la Explanada de España

Esta es sin duda la avenida mas famosa de Alicante, símbolo turístico en el exterior, y una de las mas famosas de España. El dibujo tricolor, que sugiere un oleaje, lo forman casi siete millones de teselas.

La avenida, de medio kilómetro, se extiende al lado del puerto, con un paseo central flanqueado por palmeras.

Diseñada por el arquitecto J. Guardiola, fue realizada en 1.958.

Ha tenido que ser restaurada en diversas ocasiones, ya que el pavimento es delicado, la última en 2.009, todavía estaba en ejecución.

Seguimos, subiendo una pequeña cuesta, hasta la plaza del Ayuntamiento.

La plaza ha sido reurbanizada recientemente, las obras acabaron en diciembre de 2.009, con la plantación de naranjos, y un espacio central con chorritos de agua que salen del suelo.

Los chorritos son decorativos, pero suponen un peligro de ducha para los niños que paseen por allí.

Ha sido realzado el magnifico Palacio Consistorial, que bien merece su puesta en valor.

El edificio barroco, del s. XVIII, está flanqueado por dos torres.

Al pie de la escalinata principal esta la "cota cero", punto de referencia que se utiliza para medir la altitud sobre el nivel del mar de cualquier punto de España.

Un poco por encima de la plaza del Ayuntamiento, en la plaza Abad Penalva, está la Catedral de Alicante, dedicada a San Nicolás de Bari.

Mejor seria llamarla Concatedral, ya que comparte la sede catedralicia con la Catedral del Salvador de Orihuela, desde el año 1.959, cuando la Colegiata de San Nicolás, fue elevada a rango de Catedral.

Aunque conserva restos del s. XIV, y el claustro del s. XV, el edificio actual data del s. XVII.

Su aspecto exterior, de estilo herreriano, es de gran sobriedad.

El interior es muy amplio.

La capilla principal, del s. XVII, tiene, en la tribuna, el Camarín de la Virgen del Remedio, construido en 1.921, para albergar la imagen de la Patrona de la Ciudad.

A destacar el órgano, instalado al estilo "nido", en uno de los muros laterales. Procedente de la antigua iglesia gótica, ha sufrido reconstrucciones, bombardeos y asaltos. Muy poco queda del primitivo órgano, pero supone una continuidad desde tiempos muy antiguos.

Sobresalen la gran bóveda, y varias capillas, como la de San Nicolás, con una imagen del santo Patrono de Alicante, del s. XV; la de la Comunión, en la que destaca un retablo de mármol, verdadera joya del barroco.
  • Capilla de la Comunión
  • Bóveda
  • Claustro
Después de visitar la catedral, paseamos por la calle Mayor, que está al lado.

Es una calle muy comercial, con bonitas tiendas. Me llamaron la atención varias de ellas donde venden solamente turrones. Bien pensado es lógico, ya que esa provincia es una gran productora de ese rico postre.

En Alicante hay otras cosas que conocer y visitar, pero en esta ocasión ya no teníamos mas tiempo.

Había que volver a la plaza de los Luceros, a reunirnos con nuestra guía, que había dedicado la tarde a su madre. Esta señora había ido a reunirse con ella al llegar nuestro autobús. De ahí que tuvieramos tiempo libre.

Poco después ellas se despidieron, y nosotros hicimos lo mismo con Alicante.

3 comentarios:

  1. Precioso reportaje. Alicante es una ciudad preciosa. Estuve hace años de vacaciones, mi padre y yo solos. Mamá no quiso ir, y papá y yo que siempre hicimos un buen tandem nos pasamos dos semanas llenas de complicidad. Las vistas desde el Castillo de Santa Bárbara (la cabeza del moro) son espectaculares, pero no sabía tanto de su historia como tú nos cuentas.
    Estuvimos coincidiendo con las fiestas de San Juan en un hotel que no se si seguirá existiendo (hace años, yo tenía 17) el Palas que quedaba en el paseo marítimo...¡qué recuerdos me has despertado!.
    Besines

    ResponderEliminar
  2. Hola Pulga.
    Gracias por tu comentario.
    Alicante es una ciudad preciosa. Me alegro de que la conozcas y de haberte ayudado a recordar un viaje agradable.
    Yo he estado alguna otra vez, pero nunca en un hotel, asi que no conozco ese que mencionas. La última vez, antes de esta excursión estabamos alojados en San Juan.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Pero, ¿no estuvimos de pequeños en diciembre en Alicante? Sólo me acuerdo del mar y de que comenzamos jugando en la orilla y acabamos bañándonos en ropa interior. O tal vez esté mezclando recuerdos...

    En todo caso, quiero volver. Voy a tener que hacer como C.J.Cela, colgarme la mochila al hombro y recorrerme el país a pie.

    Besos

    ResponderEliminar