miércoles, 15 de febrero de 2017

Lorca

                                                                      

Hoy fuimos a visitar Lorca, una de las ciudades mas importantes de la región de Murcia.

Salimos de buena hora, para recorrer los 122 km que separan La Manga de Lorca, distancia que tardamos una hora y media en recorrer.

Es un paisaje muy atrayente, donde se mezclan la aridez de esta seca región, con los cultivos, los invernaderos, las montanas con sus arboles y a través del Valle del Guadalentin, las diversas poblaciones del camino, entre las sierras de Espuña y Carrascoy.
                                                                            

Lorca situada a los pies de un promontorio siempre fue deseada como habitación humana, debido a esta situación estratégica, ya que desde el castillo se domina la vista de una extensa zona.
                                                                        

Por su termino discurre el río Gadalentin, llamado también Sangonera, el afluente mayor del río Segura, y que merece capitulo aparte, debido, podemos decir a su "ferocidad", por lo que es conocido como el "río mas salvaje de Europa".

El caudal del río Guadalentin es de lo mas variable, ya que es capaz de pasar de una sequedad extrema, a la mayor de las crecidas, en cuestión de pocas horas. No tiene afluentes de importancia por lo que puede calificarsele de río-rambla de la árida zona del sureste peninsular.

A consecuencia de lluvias torrenciales, debidas al fenómeno metereológico de la gota fría, el Guadelentin alcanza periódicamente caudales enormes, que causan grandes destrozos en su valle.

La última gran riada se produjo el 28 de septiembre de 2.012, provocando graves daños materiales, incluso muertes, en el termino de Lorca, entre otros.

Actualmente el peligro de las crecidas del Guadalentin  ha disminuido por la construccion de un cauce alternativo, y del canal del "Regueron" gran obra de ingeniería, que recibe su caudal en el ultimo tramo.

Cuando pasamos nosotros por allí era invierno, y el río-rambla permanecia casi seco.

Las inundaciones debidas a las crecidas del Guadalentin que pasa por la misma Lorca, no son los únicos desastres que ha tenido que soportar la ciudad.

El hecho de que la actividad sismológica de la región de Murcia, en la que se encuentra Lorca, sea la mas activa de España, provoco el 11 de mayo de 2.011, un terremoto de 5,1 en la escala Mw, con múltiples replicas que se notaron en toda la zona y que produjeron grandes destrozos por la combinación entre su poca profundidad del epicentro del terremoto y su magnitud moderada.

Como consecuencia del terremoto se vieron afectados edificios públicos, un 80% de viviendas y el patrimonio cultural del casco histórico de Lorca, declarado Conjunto histórico- artistico desde 1.964, que se vio muy afectado, produciendo la mayor catástrofe hasta esa fecha del mismo. Para mayor desgracia hubo que lamentar 9 víctimas mortales.
                                                                            

Un ejemplo puede ser el derrumbe de la iglesia de Santiago tras el terremoto.

Desde entonces, diversos decretos de las administraciones, local y nacional han elaborado planes de recuperación y de restauración que siguen en marcha, como pudimos ver durante nuestra visita.

Digamos unas palabras sobre la importante historia de Lorca.

Según las excavaciones arqueológicas Lorca ha estado habitada ininterrumpidamente desde finales de Neolítico, hace mas de 5.500 años, debido a las facilidades de la zona, tanto por la  presencia de fuentes de agua, recursos minerales y sobre todo por ser la comunicación natural entre Levante y Andalucía Oriental.

Durante el Imperio Romano hubo un asentamiento llamado Heliocroca, citado en el Itinerario Antonino (s.. III), documento donde aparecen recopiladas todas las rutas del Imperio romano.

Hay pocas noticias del periodo visigodo; después de la invasión paso a poder de los musulmanes, hasta que fue reconquistada en 1.244 por el entonces hijo y heredero de Fernando III, el Santo, el infante Alfonso de Castilla, futuro Alfonso X, el Sabio; la torre del homenaje del castillo de Lorca se llama Torre Alfonsina en honor a este rey.

Durante la Edad Media Lorca fue una peligrosa ciudad fronteriza, punta de lanza del reino cristiano de Murcia frente al ultimo reducto musulmán, en la Península Ibérica, el reino nazarí de Granada, hasta la victoria de los cristianos en la batalla de Los Alporchones. de 1.452 que dio fin a los enfrentamientos en la frontera.

Concluida la Guerra de Granada y desaparecido el peligro musulmán, la ciudad se desarrollaría, con el incremento del comercio y el máximo aprovechamiento del campo, aumentando la población, y la construcción de  monumentos como la Colegiata de San Patricio, elevada en commemoracion de la batalla de los Alporchones y numerosos conventos, como La Merced, Santo Domingo y San Francisco.

El s. XVII fue una época difícil, con peligro constante de la piratería turca y berberisca, que causaba grandes males, como la captura de cautivos para venderlos como esclavos, la epidemia de peste en la que murió la mitad de la población y las hambrunas provocadas por las sequías.

La ciudad se fue recuperando durante el s. XVIII, el comercio prospera, la población aumenta y se derriba la muralla, que es signo de crecimiento; se desarrollan obras publicas, pero, a comienzos del s. XIX, en 1.802 se produce la rotura del Pantano de Puentes, que provoco inundaciones desde Lorca hasta la Murcia, y que  destruye gran parte de Lorca. 

Durante la invasión napoleónica de 1.808, con su secuela de crímenes, robos y toda clase de agresiones contra la población , la primera entrada en la región de Murcia se produce en 1.810, situación critica, como durante toda la ocupación, agravada por una epidemia de  fiebre amarilla.

Tras los desastres políticos y económicos, del s. XIX, que desembocaron en la Guerra Civil (1.936-39) y la dictadura del vencedor de la contienda, General Franco, a la muerte de este, en 1.975, se produce la restauración de la monarquía y la proclamación de una Constitución en el año 1.978, que ha producido una época de desarrollo y de paz.

Bien, pues nuestra primera visita, no fue a ningun monumento historico; como suele ser habitual en este tipo de excursiones empezamos por ver el Museo de Bordados del Paso, que verdaderamente interesante.

Albergado en el antiguo convento de Santo Domingo, hoy día conjunto monumental de Santo Domingo, su sala noble que coincide con la antigua iglesia es donde se exhiben los bordados, algunos de los cuales han sido declarados de Bienes de Interes Cultural.
                                                                        

En el Museo se muestran los tesoros, en preciosos bordados, patrimonio de la Cofradía de Paso Blanco, que durante la  Semana Santa  desfila en las procesiones commemorativas de esa celebración.

Los bordados realizados con hilos de seda y oro se conservan en la cámara de lasMaravillas, bajo un sofisticado programa de conservación. Son precioso, y cuanto a trabajo, que se realiza en los talleres de la Virgen de las Angustias, de una total perfección.
                                                                            

Pongo unos pocos, muestra de la perfección y de la belleza.

Anexo al museo de los bordados se encuentra la capilla del Rosario, sede religiosa del Paso Blanco.
Construida entre 1.707 y 1.740, es una joya del barroco murciano.

Destaca la magnifica cúpula la Apoteosis del Rosario, pintada al fresco y el retablo mayor recubierto de pan de oro.
                                                                            


Tras el terrremoto del 11 de mayo de2.014 el conjunto Monumental de Santo Domingo quedo seriamente perjudicado, con peligro de daños irreparables tanto para personas, como para elpatrimonio monumental de la ciudad, por loque se procedio de forma inmediata a las obras de restauración, que cuando pasamos nosotros todavia eran visibles, aunque ya estaban practicamente terminadas. 

Al salir del museo del Paso Blanco, pasamos por una torre de la muralla, de las ultilizadas como puerta
                                                                         
                                                                           

      




No hay comentarios:

Publicar un comentario