miércoles, 1 de febrero de 2017

Murcia


El día se presentaba interesante ya que hoy íbamos a conocer la capital de la provincia: Murcia,ciudad que había visitado en otra ocasión, hace años y que tenia interés en volver a recorrerla.

Antes de hacerlo sepamos algo de sus orígenes y de su historia.

Murcia, a orillas del río Segura, en el centro de la comarca de la Huerta de Murcia, es la capital de la provincia, y cuenta con cerca de 450.000 habitantes.

Hay vestigios arqueológicos de poblamiento de la región desde la Edad del Bronce, pero fue durante la conquista y romanización de la zona cuando comenzaron los asentamientos mas duraderos en el fondo del valle del Segura, procediendo Murcia, tanto su nombre como su origen, de alguna de las numerosas villas romanas establecidas alrededor del río Segura, de nombre Murtia.

Hay, también vestigios arqueológicos de poblamiento tardoromano y visigodo después de la caida del Imperio romano.
  
La explotación agraria a gran escala, así como el aprovechamiento hídrico, de la zona que establecieron los romanos, fue aprovechada por los musulmanes después de la invasión de España en 711; ellos perfeccionaron la compleja red hidrológica, con acequias, brazales y regaderas, que el geógrafo árabe Al-Himrayi describió así:
                          
      "Conducciones de agua hechas por los antiguos que riegan el norte y el sur de Mursiya"

Mursiya fue, en efecto, el nombre árabe de la futura Murcia; después de cuatro siglos de dominio musulmán, Murcia fue conquistada para los cristianos por el infante Alfonso de Castilla, futuro rey Alfonso X el Sabio en 1.243, comenzando la historia que la ha llevado hasta nuestros días.

Con los Reyes Católicos, que establecieron, a partir de 1.482,  en Murcia la base de su base para las campañas militares sobre el reino nazarí de Granada, y los siglos posteriores comenzo un  gran desarrollo de la región que se vio poblada por gentes venidas del norte dispuestas a trabajar en su huerta.

Mas prosperidad obtuvo tras la Guerra de Sucesión, entre el ya rey Felipe V de Borbón y el aspirante a ocupar el trono el archiduque Carlos de Habsburgo, en la que Murcia tomo partido por Felipe, que resulto ganador de la contienda y como muestra de agradecimiento colmo a la ciudad de mercedes y ventajas fiscales y económicas.

Durante la invasión napoleonica de España, en 1.808, Murcia fue territorio de paso para los ejercitos de uno y otro bando.

Al estallar la guerra de la independencia se constituyo una Junta Suprema Central, que fue presidida por el politico ilustrado conde de Floridabalnca, que salio de su retiro en Murcia para liderarla.

En 1.810 la ciudad fue saqueada brutalmente por las tropas francesas del general Sebastiani, que cometieron todo tipo de desmanes, como era habitual, y dos años despues en 1.8123 volvio a ser saqueada por los soldados franceses del general Soult.

Tras la derrota de Napoleón en España y su retirada, el s. XIX y parte del XX se vieron abocados a diversos enfrentamientos politicos y militares, que acarrearian muchos desastres, y que acabarían en la Guerra Civil (1.36-1.939).

Hoy día Murcia es una prospera ciudad que ha vivido un gran auge demografico y economico, que la situan entre las mas importantes de España.

Empezamos nuestra visita por el Museo Salzillo, dedicado monograficamente al escultor barroco murciano Francisco Salzillo (1.707-1.783), el mas representativo imaginero del s. XVIII  español, uno de los mas grandes del barroco
                                                                 


Francisco Salzillo, cuya vida transcurrio enteramente en Murcia donde se dedico en exclusiva a la tematica religiosa.

Aprendio en el taller de su padre el tambien escultor Nicolás Salzillo, donde trabajaron a sus ordenes algunos de sus siete hermanos.

El museo se encuentra en la Plaza de San Agustín, junto a la iglesia de Jesús, que forma parte del mismo. Su fundación data de 1.941. En 1.962 fue declarado Monumento Histórico-Artistico.
                                                                       

La iglesia de Jesús incorporada al proyecto desde 1.955 sufrio una gran reforma en la cual se perdieron las pinturas murales, pero conservo la curiosa planta circular, cuya construcción se extendio de 1.675 a 1.696, con capillas laterales que hoy día ocupan los diferentes pasos procesionales, todos ellos obra de Francisco Salzillo
                                                             

Todas magnificas, veamos la muestra, dedicadas monograficamente a la Pasión de Cristo


Además de los pasos procesionales, en número de diez el visitante puede recorrer otras secciones del museo, como la de la Historia del Museo, la biblioteca especializada en escultura barroca española, la de historia de la Cofradía de Jesús, fundada en 1.600 y sobre todo los dos belenes, que son dos joyas: el Belén de Salzillo, con 556 figuras de barro de 30 cm de altura, compuesto por pequeñas maravillas, realizado entre 1.776 y 1.800, empezado por Salzillo y continuado por su discípulo Roque Lopez.
                                                                         

 y el Belén Napolitano, reunido por los hermanos Emilio y Carmelo García Castro y adquirido por la Fundación Católica en 2.014 para su exposición permanente en este museo


Una vez visitado el museo Salzillo detenidamente, paseamos por las calles de Murcia hasta llegar a su principal monumento, la Catedral.
                                                               
                                                                                       
La catedral de Santa María, sede de la diocesis de Cartagena se encuentra en la Plaza del cardenal Belluga, en pleno casco antiguo de Murcia.

Despues de casi siglo y medio de obras, la catedral fue consagrada en 1.467. Con el devenir de los siglos posteriores, el templo vivio reformas y añadidos, como varias capillas, y los mas importantes como son la torre-campanario elevada entre los s.s. XVI al XVIII, y una nueva fachada del s. XVIII, lo que hace que se hallen en ella diversos estilos arquitectonicos en el exterior, pues el interior es totalemente gótico  
                                           










  

1 comentario:

  1. Estuve en Murcia hace unos años, pero la verdad, no sabía nada de su historia, ¡gracias!

    Besos, Ana

    ResponderEliminar