domingo, 25 de abril de 2010

Bizcocho de miel y nueces

Este es uno de esos bizcochos contundentes, denso y sabroso. Las nueces sirven para hacerlo mas sabroso aún y en cierto modo aligerarlo.

Ingredientes


  • 300 g de harina
  • 130 g de mantequilla
  • 80 g de azúcar moreno
  • 100 g de nueces peladas
  • 3 huevos
  • 2 plátanos
  • 1 limón
  • 1 bolsita de levadura en polvo
  • 2 cucharadas soperas de miel
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de vainilla en polvo
  • 1 cucharada sopera de ron moreno


Elaboración

Preparar un molde rectangular
Untarlo de mantequilla y espolvorear con harina
Batir las yemas con el azúcar y la miel

Incorporar la piel rallada del limón
Poner a derretir la mantequilla en trozos con zumo de limón.
Esta operación se puede hacer en el microondas o en un pequeño cazo, a fuego lento
Echar la mantequilla en la primera mezcla y batir


Tamizar la harina, la levadura y la canela, encima de la mezcla.
Mezclar hasta que la masa esté muy lisa

Machacar los plátanos con un tenedor y con la vainilla
Cortar las nueces en trocitos, mojarlas con el ron y espolvorearlas con harina
Mezclarlas bien con la pasta

Batir las claras a punto de nieve.

Incorporarlas con delicadeza a la pasta

Poner la masa en el molde y a continuación en el horno a 180ºC durante 45 minutos
Verificar la cocción con una aguja de tejer, que tiene que salir limpia.

Dejar enfriar.
Servir frío, solo o con una crema inglesa.

¡Qué os guste!

miércoles, 21 de abril de 2010

Valencia,. 2ª Parte. Cerámicas, Fallas y algo mas

La siguiente visita fue para el Palacio de los Marqueses de Dos Aguas, hoy día convertido en Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí.

Edificio singular, buena muestra del barroco, más bien rococó, español.

Todo el palacio es magnífico, pero destaca sobremanera la puerta de alabastro, realizada por Vergara, de estilo churrigueresco, con inspiración en el titulo de los Marqueses; así la circundan dos caudales de agua, acabados en sendos titanes, que representan los dos ríos mas importantes de la región : el Turia y el Júcar.

La preside la imagen de la Virgen.

El edificio actual, cerca de la plaza de la Reina, procede de la reforma radical que efectuaron los marqueses de Dos Aguas sobre la antigua casa solariega de la Edad Media, de los Rabasa de Perellós en 1.740, en estilo rococó.

La fachada estaba recubierta de frescos; en la siguiente restauración, del s. XIX, fueron eliminados por el mal estado en que se encontraban.

En el entresuelo hay una pequeña exposición de carruajes de la época, perfectamente restaurados y expuestos.

Subimos luego al primer piso donde se pueden ver las estancias que habitaron los marqueses, tal como estaban en el s. XIX, restauradas recientemente y por tanto con todo su esplendor.

Pasamos de una a la siguiente, viendo el gran salón de baile, el amplio comedor, corredores, antecámaras, salas y salitas y hasta un dormitorio, con una esplendida bañera dentro; parece que la higiene se iba extendiendo, al menos en ciertos ambientes.

Tambien hay una pequeña capilla

Todo con gran profusión de muebles, vitrinas, relojes, pinturas, cortinas, lamparas y decoraciones, que recuerdan el esplendor de los Palacios Reales

Después de discurrir por esta parte del palacio, seguimos subiendo, ya que el Museo de Cerámica y Artes Suntuarias está en los dos últimos pisos.

Los objetos allí expuestos proceden de la donación al Estado de la importante colección de cerámica de don M. González Martí, al que se han añadido numerosos objetos de mobiliario, indumentaria, pintura y escultura, que van desde la Prehistoria hasta Picasso.

Destaca la colección de cerámica medieval; también hay objetos griegos, romanos, ibéricos ..., todo magníficamente expuesto, para disfrutar de ello.

En la última planta hay, además de otros interesantes y preciosos objetos decorativos, la reconstrucción de una antigua cocina valenciana.

Todo ello hubiera merecido mas tiempo, pero... aún nos quedaban lugares interesantes que visitar. Tuvimos que continuar.

Volvimos a los alrededores de la catedral, donde está, muy cerca, la Basílica de Nuestra Señora de los Desamparados, patrona de Valencia, donde se le profesa gran devoción

La construcción de la basílica data del s. XVII, siendo lo mas destacable de su arquitectura la monumental cúpula, decorada en el interior con frescos de A. Palomino.

Fue declarada Monumento Nacional en 1.981.

Solo pudimos echarle un vistazo pues estaban en misa, y en esa circunstancia no es oportuno hacer turismo.

Después de una intensa mañana de visitas y conocimientos, se acercaba la hora de comer.

Nos reunimos con nuestra guía, que nos había dejado solos para entrar en la Basílica, en un lugar
muy conocido, al parecer, por los valencianos, La Casa de los Caramelos.

No es de extrañar su renombre pues es una tienda enorme dedicada a tan variado, dulce (y empalagoso) artículo

Estábamos al lado de las Puertas de Serranos, una de las doce puertas que tenia la muralla de Valencia, mandada a derribar en 1.865, conservada, casi, milagrosamente.

Hay tanta cosa que conocer en Valencia que algunas solo da tiempo de verlas asi, un poco de reojo, mientras esperábamos el bus.

La comida estaba programada para comer en el Museo del Artista Fallero.

El Museo esta en Barrio del Carmen, algo alejado del centro de la ciudad, gran parte de él dedicado al arte de las Fallas, con gran cantidad de talleres donde se construyen estos efímeros monumentos. Esta actividad ha supuesto la rehabilitación y el desarrollo del barrio, que estaba en una zona deprimida

Es el momento de decir dos palabras sobre la fiesta de las Fallas, debido a su gran importancia en los sectores turístico y laboral de Valencia y de varias ciudades de la región.

Las Fallas, fiesta tradicional de Valencia y una de las mas importantes y conocidas de España, se celebran del 15 al 19 del mes de marzo, en honor de San José, patrono de los carpinteros.

El nombre falla (facula=antorcha) de origen latino, se uso tanto para las antorchas utilizadas para iluminar, como para las hogueras que se hacían en las vísperas de las fiestas extraordinarias o patronales.

Las fallas que se encendían la víspera del día de San José , 19 de marzo, fueron iniciadas por el gremio de carpinteros, que esa noche quemaban en la hoguera purificadora, virutas y trastos viejos, haciendo limpieza en los talleres, antes de la entrada de la primavera.

Con el tiempo se fue extendiendo a la población, que sacaba también sus trastros desechables, para aumentar la hoguera y hacer limpieza.

Ya en el s. XVIII algunas de las fallas no eran solo hogueras, sino monumentos satíricos en los que se quemaba, simbolicamente, personajes y situaciones de la vida real.

La creación de la falla fue evolucionado, y del primitivo armazón, parot, donde colgaban los candiles que alumbraban a los carpinteros, que se podían desechar en los días más largos de la primavera, se paso a la estructura del actual ninot, de gran complejidad.

Los temas que le sirven de inspiración son de temas de actualidad, políticos, deportivos, mitológicos, procedentes de los cuentos, en fin, gran derroche de imaginación.

Las fallas se construyen en los diferentes talleres falleros, gran parte de los cuales están en el barrio del Carmen, donde nuestro grupo visito el Museo del Artista Fallero.

Cada barrio proyecta y encarga su propia falla. También hay fallas infantiles.

Durante todo el año se preparan tanto las fallas como los actos falleros, que a cargo de una Comisión, están reglamentados y se van sucediendo en fechas fijadas.

Los cinco días (15-19 de marzo) son una fiesta continua.

Hay innumerables actos antes del día de la quema final; por no mencionar mas que los mas importantes, citare algunos:
  • La Llamada, la Crida, en la que la Fallera Mayor, reune a todas las comisiones y convoca las fiestas. Actos que discurren en las Puertas de Serranos

  • La exposición de las Fallas del año, ninots, en una gran carpa, de la cual sera "indultada", sin pasar por el fuego, una de ellas.

  • La Cabalgata de las Fallas, Cavalcada del Ninot, que desfila por el centro de la ciudad.
  • La Cabalgata del Reino, Cavalcada del Regne, largo desfile folclórico, introducido mas recientemente, en 1.967
La Semana Fallera, con otra gran serie de festejos
  • La Elevación de los monumentos falleros, la Plantá
  • La Recogida de premios, tanto a la falla infantil, como, al día siguiente, al resto de las categorías
  • La Ofrenda de flores y frutos, L´Ofrena, a la Virgen de los Desamparados, con la que se confecciona un tapiz, a modo de manto, que cubre por completo el cuerpo de la Virgen
  • La Noche del Fuego, la Nit del Foc, que antes anunciaba el final de las fiestas, pero que ahora se ha trasladado al penúltimo día, es un gran espectáculo pirotécnico.
  • La Noche de la Quema, la Nit de la Cremá, es el último y mas importante acto de las fiestas, en que se procede a la quema de las fallas. El último monumento en arder, ya de madrugada es la Falla instalada en la plaza del Ayuntamiento, que al contrario que las demás, sufragan con sus impuestos los valencianos.
La fiesta de las Fallas mueve un millón de turistas al año. Su importancia económica y social es tal que significa la primera industria de Valencia, tanto en puestos de trabajo como en ingresos.

Volvamos a la comida y al Museo del Artista Fallero.

El Museo consta de una sala de espectáculos, con escenario, donde se realizan actos previos a las fiestas de la Fallas, y en esa sala comimos. De la comida solo se puede decir que pasable.

Después bajamos a la planta del sótano donde está instalada la exposición.

Hay gran cantidad de los ninots indultados, parte de una falla que se libra del fuego por votación popular y se conserva en el Museo; también hay una falla de gran tamaño, a medio construir, con el armazón a la vista, para entender como se hacen.

Pasamos un rato entretenido viendo algunos ninots muy graciosos, otros artísticos, regionales, hasta Michael Jackson estaba! ...

Aún nos faltaba una última visita.

Nos llevaron a la antigua Casa de la Beneficencia, hoy convertido en Centro Cultural la Beneficencia.

El edificio, del ultimo cuarto del s. XIX, se construyo, como su nombre indica, para socorrer a los indigentes.

Fue colegio de niños hasta 1.952 y después de una intensa renovación se convirtió en el Centro Cultural en 1.995. Allí caben y están:
  • el Museo de la Prehistoria,
  • el Centro de Investigación Alfonso el Magnánimo,
  • el Centro de Publicaciones de la Diputación de Valencia y
  • el Museo Valenciano de Etnología, que nuestro grupo visito.
El Museo presenta una exposición permanente sobre "La ciudad vivida" y sobre "Ciudades valencianas entre 1.800-1.940", a base, sobre todo, de fotografías, más interesantes para el público local y regional.

Sea por cansancio o porque habíamos visto cosas importantes en esta magnífica ciudad, en esta última visita disfrute mas con el edificio, que tiene un patio precioso, que con la propia exposición que no me suscito ningún interes.

El día estaba declinando; en esa época del año la luz se va pronto.

Emprendimos la vuelta a Playa Gandía, preparandonos para otra intensa jornada de visitas al día siguiente








domingo, 18 de abril de 2010

Fideua a mi manera

Este plato, parecido a la paella pero hecho con pasta en vez de arroz, es originario del puerto de Gandía.

Según algunos relatos, el cocinero de un barco ensayó este cambio para ver si el patrón gustaba menos de él, comía menos y quedaba mas ración para el resto de la tripulación.

La treta no dio resultado y al patrón le gusto tanto que siguió comiendo mucho, y mas que todos.

Pero, sea o no cierto, el plato quedo como una de las especialidades gastronómicas de la región.

A mi me parece, tambien, muy sabroso

Yo lo he hecho basándome en la paella que siempre he hecho, con alguna pequeña molificación.

Ingredientes

  • 1 pimiento verde
  • 200 g de cebolla
  • 250 g de tomate
  • 250 g de rapé
  • 1 sepia grande
  • 250 g de almejas
  • 250 g de gambas grandes o langostinos
  • 500 de pasta, fideos gordos, o al gusto
  • 100 cc de aceite de oliva
  • 1 ajo
  • 1 cubito de caldo concentrado
  • azafrán
  • sal

Elaboración


Se pone el aceite en la paellera
Se calienta
Se echa el pimiento cortado en trocitos


Después de siete minutos se saca el pimiento y se reserva.
En el aceite caliente se fríe la cebolla cortada en trocitos.
Al cabo de siete minutos se echa el tomate, pelado y cortado en trozos.
Se va aplastando el tomate con la cuchara de madera según se va friendo.
Mientras, ponemos las almejas en un cazo al fuego para que se abran.
Pelamos las gambas o langostinos.
Cocemos las cabezas y caparazones en 1/4 de l de agua.
Troceamos la sepia y el rape.
Ponemos el pescado y marisco preparado en la paellera.
Le damos unas vueltas con la cuchara de madera.
Añadimos la pasta (yo utilice esa pasta gruesa, pero eso es al gusto).
Añadimos el agua de cocer las cabezas y caparazones de las gambas y el agua que han soltado las almejas previamente colada.
Machacamos en el mortero el ajo, sal gorda, el azafrán y el cubito de caldo.

Disolvemos esto en 1/4 de l de agua, echada poco a poco.
Añadimos el contenido del mortero a la paellera
Tapamos la paellera mientras se cuece todo.

Cocemos todo los minutos indicados en el paquete de pasta.
Le damos vueltas a todo a media cocción.
Añadimos si necesario algo mas de agua.

Y ya tenemos este sabroso plato.

Espero que os guste

martes, 13 de abril de 2010

Valencia . 1ª Parte. Del Gótico al Modernismo

Nuestra primera excursión fue a Valencia.

Una agradable guía, perteneciente a la agencia que se encarga de las excursiones, nos estaba esperando en el vestíbulo del hotel. Había otros pasajeros que había ido recogiendo el autobús en los hoteles de Playa Gandía que participan del programa del Imserso.

Recorrimos en el autobús el mismo camino que habíamos hecho al llegar, esta vez con luz;
el día era gris y con niebla, así que no pudimos apreciar la bellezas del paisaje que ofrece el valle de la Valdigna, todo lleno de naranjales a uno y otro lado del camino.

Lo que si se podía ver, por estar al lado de la carretera, era una horrible y desproporcionada, por el tamaño de los edificios, urbanización de las que trepan por la montaña, a medio construir y en estos momentos parada.

Al cabo de una hora, aproximadamente, llegamos a Valencia.

La comarca que rodea la ciudad se conoce como la Huerta de Valencia. Debía de estar llena de ellas en otros tiempos, cada una con su barraca, vivienda característica de esta región. Ahora nos fue señalada por la guía, la única que se veía en los campos.

Ya habíamos estado en Valencia en otras ocasiones; pero siempre agrada volver a ver una ciudad tan bonita y monumental.

En esta ocasión íbamos guiados, por tanto no teníamos ni que pensar, solo seguir a nuestra guía y grupo.

Valencia es la tercera ciudad española por población, mas de 800.000 habitantes, que llegan a 1.800.000 con el área metropolitana.

Está a orillas del mar Mediterraneo y el río Turia la atravesaba, antes de ser desviado, y convertido en siete u ocho brazos, para quitarle su peligrosidad, que tantas inundaciones y disgustos dio a la ciudad.

Hoy día el antiguo cauce del río esta convertido en una zona lúdica de 6,5 km de largo

Ahora un poco de historia.

Valencia fue fundada  en el  año 138 a.C., por el consul romano Décimo Junio Brito Galaico, con el nombre de Valentia Edetanorum, y por tanto es una de las ciudades mas antiguas de España.

Perteneció después al reino visigodo, hasta ser conquistada por los moros en el s. VIII.

El primero que inicio su reconquista fue El Cid Campeador en el s. XI, cuando se traslado a Valencia, exiliado de Castilla por sus desavenencias con el rey Alfonso VI. Pero fue el rey Jaime I, el Conquistador, el que la reconquisto, definitivamente,  para los cristianos en el año 1.238.

  • Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador
  • Jaime I el Conquistador
El s. XV, conocido como Siglo de Oro Valenciano, vio el mayor esplendor de Valencia, tanto comercial como culturalmente.

A la muerte de Carlos II, se produce la Guerra de Sucesión de España, entre el rey Felipe V, que ya residía en España y el aspirante, Archiduque Carlos de Habsburgo.


  • Felipe de Borbón, duque de Anjou, rey de España
  • Carlos de Habsburgo, aspirante a rey de España, emperador de Austria
Valencia tomo el partido austriaco, que fue derrotado, lo que tuvo por consecuencia que perdiera sus fueros e incluso fue amenazada su capitalidad.

Sufrió, como el resto de España, la invasión napoleónica, cayendo después de un largo asedio.

También sufrió mucho durante la Guerra Civil (1.936-39), al convertirse en capital de la España republicana y ser fuertemente bombardeada durante el año 1.937.

En nuestros tiempos es una de las mas prósperas y activas ciudades de España.

Nuestro grupo visito algunos de los lugares mas importantes de la ciudad, sin que la visita fuera exhaustiva; hay muchas mas cosas que ver en Valencia, pero nos tuvimos que atener a unas cuantas.

Fuimos en primer lugar a la catedral, en la plaza de la Reina, preciosa plaza asimétrica, donde destaca el Miguelete o torre de la catedral.

La Catedral o "Seu", fue mandada construir por Jaime I, despues de la reconquista de Valencia, en 1.238 y se encuentra sobre una mezquita, que, a su vez, se había alzado sobre la antigua catedral visigótica.

Se accede a ella por tres puertas, representantes de tres estilos diferentes


  • La puerta de la Almoina en la plaza de la Limosna, románica
  • La puerta de los Apóstoles en la plaza de la Virgen, gótica
  • La puerta de los Hierros, en la plaza de la Reina, fachada principal, barroca
Lleva el nombre de Catedral de Santa María, por deseo del rey.

Su estructura principal fue levantada entre los siglos XIII y XV, por lo cual su estilo es, principalmente, gótico mediterraneo; debido a que su construcción duro varios siglos mas, tiene aportaciones de románico, gótico francés, renacimiento, barroco y hasta neoclásico, añadidos y decoraciones que dejaron las sucesivas generaciones y gustos.

Despues de contemplar su impactante fachada principal, la de la plaza de la Reina, pasamos al interior.

Dentro tiene tesoros de incalculable valor religioso, cultural y estético

Visitamos en primer lugar la Capilla del Santo Cáliz ; las leyendas envuelven la llegada de esta importante reliquia a la Catedral de Valencia, mientras iba pasando por diferentes manos hasta que en el año 1.437 el rey Alfonso el Magnánimo la confió a la Catedral, de donde ya no salio mas.

El Santo Cáliz, fechado con los métodos modernos en el s. I d.C., esta enmarcado por un retablo tallado en alabastro, que formaba parte de la fachada del trascoro. La capilla es toda como un relicario y es bellisíma.

En uno de los muros está el púlpito desde el que San Vicente Ferrer explicaba teología a sus alumnos, sentados en los bancos de piedra que circundan los muros de la capilla, convertida en aula de estudio.

Seguimos con nuestra visita, acercándonos al Altar Mayor, otro de los grandes tesoros de la catedral

El altar esta cubierto por una bóveda de seis nervios, enteramente cubierta de pinturas y ornamentación.

Encargadas en 1.474 a los artistas italianos Paolo de San Leocadio y Francisco Pagano, por Rodrigo Borja, que luego sería Papa con el nombre de Alejandro VI, habían sido recubiertas con una ornamentación rococó en el s. XVIII.

Por un azar, en 2.004, se descubrieron estas maravillosas pinturas que fueron restauradas como ahora las vemos.

El Retablo Mayor, de comienzos del s. XVI, es en realidad un gran armario con seis tablas pintadas por los dos lados. Realizado por dos discípulos de Leonardo da Vinci que introdujeron el Renacimiento en España, a través de Valencia.

Nos entretuvimos contemplando el cimborrio, de estilo gótico francés, que dota de luz natural blanca al crucero de la catedral gracias a sus ventanales translúcidos de alabastro, y al hecho de que la estructura de piedra este reducida al mínimo. Es una de las obras mas sobresalientes del templo.

Por último, en la Capilla de San Francisco de Borja, contemplamos dos magníficos cuadros de Francisco de Goya, de 1.788, relativos a la vida del santo:


  • "San Francisco se despide de su familia para ingresar en la Compañía de Jesús" y
  • "San Francisco de Borja asiste a un moribundo impenitente"
Sin duda habrá muchos mas lugares y objetos que ver en esta esplendida catedral, pero nosotros teníamos que seguir conociendo la ciudad.

Tuvimos a continuación un descanso de una media hora, que aprovechamos para tomar un chocolate en la cafetería Valor, en la misma plaza de la Reina, y reponer fuerzas para seguir nuestro recorrido

Fuimos seguidamente a visitar La Lonja de la Seda.

Esta obra maestra del gótico civil valenciano, está en el centro histórico de la ciudad. Declarada Monumento Nacional desde 1.931 y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en 1.996

La Lonja, edificio emblemático del Siglo de Oro Valenciano, fue edificada entre finales del s. XV y mediados del XVI, como muestra de la revolución comercial que se había operado en la ciudad en la Baja Edad Media y del desarrollo de la burguesía.

La Lonja fue construida como un símbolo del poder de la ciudad para atraer a los comerciantes, en tiempos que ya se vislumbraban difíciles, al desplazarse, después del descubrimiento de América, gran parte de la actividad comercial del Mediterraneo, al Atlántico.

La Sala de Contratación o Salón Columnario es bellisíma, con esas altas columnas; con un poco de imaginación de puede ver a los comerciantes de la época vestidos de terciopelo y con calzas, paseando y haciendo negocios en ese ambiente.

Cruzando la acera estábamos delante del Mercado Central; edificio, como muchos similares en España, construido a principios del s. XX, en 1.914, por los arquitectos F. Guardia y A. Soler, formados en la Escuela de Arquitectura de Barcelona y seguidores de las tendencias modernistas que imperaban allí.

Desde 2.004 se ha emprendido una rehabilitación total, que ha consistido en una restauración completa del edificio y una puesta al día de la función comercial de sus instalaciones.

El edificio combina el metal, las cúpulas, el vidrio, las columnas, en suma, el modernismo.

En el Mercado Central se venden todo tipo de alimentos como pescados, mariscos, verduras, fruta, carne, embutidos, que no solo abastecen al publico en general sino a importantes restaurantes de la ciudad.

Nos paseamos por sus pasillos, que combinan el encanto de la compra tradicional, con la belleza de su arquitectura. Para utilizarlo como mercado , aunque fuera un poquito, compramos una bolsa de frutos secos al peso, muy ricos por cierto

Como se puede ver en las fotos, otra belleza de Valencia.

lunes, 5 de abril de 2010

Pimientos rellenos de carne y arroz


He hecho, a lo largo de los años, mas pimientos rojos rellenos, que verdes.

Para los primeros tengo una receta que cocinaba, con maestría, mi querida madre, pero esta vez la receta se hace con pimientos verdes.

Queda un plato completo, con verdura, hidratos y proteínas y muy rico... si gustan los pimientos.

Aquí va la receta

Ingredientes para 6 personas

  • 6 pimientos verdes medianos, preferiblemente redondos y carnosas
  • 6 cucharadas soperas de arroz redondo crudo
  • 375 g de carne picada
  • 1 diente de ajo
  • 1/4 l de aceite de oliva
  • 1 huevo
  • 1 plato con harina
  • 50 g de cebolla
  • 1 cucharada sopera de harina
  • 1 pastilla de caldo
  • 1 pellizco de azafrán en polvo
  • perejil
  • sal

Elaboración

Se prepara la carne picada, a la cual se añade ajo picado menudo, perejil y sal

Se quita la tapa alrededor del rabo de los pimientos.

Se extraen las semillas

Se salan por dentro, con poca sal

Se pone dentro del pimiento una cucharada de arroz crudo.
Se divide en porciones iguales la carne picada y se pone una porción en cada pimiento.

Se pone el aceite en una sartén a calentar

Se bate el huevo.

Se pasa la abertura de cada pimiento por harina y huevo.

Se ponen a freír de pie.

Una vez frita la abertura, se tumban y se fríen por todos lados, dandoles vueltas por todos lados

Se ponen en una cacerola amplia.


Se pela y corta menuda la cebolla

Si hay demasiado aceite se quita , y en el que queda se fríe la cebolla unos siete minutos

Se añade la cucharada de harina

Se da vueltas con cuchara de madera

Se agrega el azafrán

Se añade la pastilla de caldo

Se añade 1/2 l de agua

Se deja cocer tres minutos

Se bate con la batidora Minipimer

Se echa todo en la cacerola con los pimientos rellenos y fritos

Se cuecen despacio durante media hora.

Y ya están listos para comer.

Es un plato muy sabroso... si gustan los pimientos

Si hay mas comensales y se necesitan mas pimientos, aumentar las cantidades de relleno proporcionalmente